En el mes del orgullo LGBTQI+, RAZE es más pride que nunca