Justicia climática

Desde el equipo de Responsabilidad Social Corporativa de WarnerMedia organizamos una conversación con líderes ambientales sobre el tema de la justicia climática. Estuvieron presentes: Van Jones, comentarista político de CNN y fundador de Dream Corps, Michelle Romero, Directora Nacional del programa Green For All para Dream Corps y Stacey Hoppe, Vicepresidenta de Responsabilidad Social y Sostenibilidad de WarnerMedia.

La Justicia Climática es un término –y movimiento– que reconoce que los efectos del cambio climático a menudo afectan desproporcionadamente a las comunidades marginadas y buscan abordar estas desigualdades. Las poblaciones pobres y vulnerables en todo el mundo a menudo soportan una mayor carga de riesgos ambientales, incluida la exposición a la contaminación del aire, el agua y el suelo por la industrialización, la militarización y las prácticas de los consumidores, en comparación con los grupos más ricos.

Esta disparidad también es evidente internacionalmente entre los países del Norte Global (los países más ricos e industrializados) y los del Sur Global (países de menores ingresos). A pesar de no ser responsables de la mayor parte de la contaminación que conduce a la emergencia climática, los países más pobres a menudo se enfrentan a los riesgos más graves de los entornos cambiantes, como el aumento del nivel del mar, la propagación de enfermedades y eventos meteorológicos más extremos.

La justicia climática es ampliamente aceptada como un objetivo fundamental de muchas políticas ambientales, incluyendo la mejora del acceso público a los datos e información ambientales, la mejora de la calidad de vida a través del acceso a los bienes ambientales y la preservación de los recursos para las generaciones futuras. Sin embargo, las complejas causas de los prejuicios climáticos están profundamente arraigadas en la injusticia social y el racismo sistémico, lo que crea una barrera desafiante para el cambio.

Positivamente, en los últimos años hemos visto una mayor cooperación entre los gobiernos locales y nacionales y las comunidades a las que sirven en torno a iniciativas ambientales, que ha comenzado a impulsar cambios significativos. Con un mayor enfoque mundial en el cambio climático y un compromiso colectivo de las naciones y las empresas para lograr emisiones netas cero para 2050 o antes, es más crítico que nunca asegurar que esta transición sea justa y equitativa. Debemos crear un mundo que sea verde para TODOS.

Click aquí para leer más y saber cómo podés ayudar desde tu lugar