Billboard Music Awards:
Comienza la cuenta regresiva